BITÁCORA EXPEDICIÓN ANTÁRTICA HOMEWARD BOUND 2018· DÍA 9

23 de febrero de 2018

Isla Paulet 63 ° 35’S 55 ° 47’W

Altura 75cm (30in), peso 5kg (11lb). Los pingüinos Adelie fueron nombrados en honor a la esposa del explorador francés Dumont d’Urville, quien descubrió la especie por primera vez en 1837.

La caca de pingüino es particularmente pegajosa. Ni mejor, ni peor que la de las gaviotas, pero me hizo pensar que su viscosidad era singular. Toda nuestra ropa, nuestro equipo estaba cubierto de caca. Es curioso ver  como después de un tiempo ni siquiera lo notas. El hedor se convierte en parte de tu vida diaria e incluso comienzas a disfrutarlo.

Paulet Island, es una pequeña isla medio cubierta de hielo, medio cubierta de pingüinos. Aquí si tiene sentido explicaros por qué los pingüinos siempre tienen prioridad. No puedes acercarte a ellos más de 3 metros. Pero, si un pingüino curiosea a tu alrededor, y ten por seguro que lo harán, debes quedarte quieta y esperar. Cuando se aburra y se alejen puedes volver a moverte y a hacer tus cosas de explorador normal y corriente.

Paulet tiene una pequeña cabaña, fue construida por los supervivientes del naufragio de una expedición sueca a bordo del Antartic. En 1903 tras el naufragio el capitán Otto Nordenskjöld dejó la isla y fue en busca de ayuda a una estación “cercana”. Después de un largo viaje y todo tipo de casualidades volvería a Paulet para rescatar a “sus hombres”. Contento por su logro haría sonar la bocina del barco esperando que sus hombres salieran a darle la merecida bienvenida. Pero no salió nadie. Supongo tan enfadado como curioso bajo a tierra para descubrir a una veintena de escandinavos atascados en el entusiasmo de salir por la puerta de la cabaña.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *