BITÁCORA EXPEDICIÓN ANTÁRTICA HOMEWARD BOUND 2018· DÍA 16

2 de marzo de 2018

Canal Neumayer 

64° 47′ 26″ S63° 8′ 21″ W

Buenos días Zarigüeyas, el desayuno estará listo en 5 ‘.

Habíamos cambiado de habitaciones. Dejé mi camarote en primera clase con Justine, para disfrutar de la tercera clase y de Isabel Zang Zang. Éramos un combo peculiar, como eran nuestros nombres. Dejamos a la suerte decidir quién iba a dormir en qué litera.  Mi piedra derrotó a sus tijeras. Me había ganado la litera de arriba y su ojo de buey. Me gustaba. Pasamos la tarde juntas caminando por la cubierta, después de más de una semana juntas en el barco a penas nos conocíamos.

El dilema de base de Rothera:

10 ‘después de la cena la faculty nos llamó para unirnos con ellos en el salón. Querían que les ayudáramos a tomar una decisión. ¿Ir a la Base Rothera o no? He ahí la cuestión.

El estrecho a través de la cual deberíamos cruzar hacia Rothera estaba bloqueado por el hielo. Eso significaba que tendríamos que pasar la noche navegando en mar abierto, en un mar sin calma. Nos pidieron opinión como si en verdad tuviéramos voto. El miedo a marearse crecía en las que habían estado sufriendo hasta ahora y algunas lágrimas empezaron a brotar. Quienes querían ir a toda costa, por un lado, quienes no querían en el otro y aquellas que no sabían o no querían opinar, todas en un limbo emocional innecesario. La discusión continuó demasiado tiempo y dejó a todos con un sabor amargo en nuestras bocas. El faculty nos dejó allí, para regresar diez minutos y decirnos que, aunque hubiéramos llegado hasta aquí, no íbamos a ir a Rothera.

La habitación se fundió a negro. Las que no querían ir lloraron en una mezcla nerviosa de alivio y culpa. Las que sí, sentíamos rabia y frustración.  Mi decepción y yo nos fuimos a la cama.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *